15 feb. 2006

De rumores y risas

¿Marca-país o
país de marcas?

En reciente conferencia de prensa el Ministro de Turismo y Mercadeo Obi-wan ka-Rochi anunció que como parte de su nueva estrategia lanzará en los próximos días, en sendas ferias europeas dedicadas a la actividad lúdica de viajar y gastar, la nueva campaña para convertir a El Salvador en una exitosa marca-país.

El Ministro al inicio de su gestión logró una alianza estratégica con uno de los principales equipos de futbol de la liga española. Las pantalonetas de los jugadores ahora lucen, sobre sus musculosos y transpirados glúteos, el nombre de nuestro querido pero aun desconocido país.

Como parte de su estrategia para convertir a El Salvador en una reconocida marca-país presentará la nueva ruta cultural-turística denominada Ruta País de Marcas. Dicha ruta dará inicio en cualquiera de las entradas terrestres, marítimas o aéreas a partir del primer anuncio publicitario, le llevara a recorrer nuestras excelsas carreteras para contemplar las innumerables vallas publicitarias que cubren sin discriminación alguna cualquier panorámica del paisaje, para luego culminar en la ciudad capital de San Salvador. Ahí, a través de un recorrido laberíntico entre vallas, pasarelas, pancartas, propaganda política, buses y vehículos camuflajeados de anuncios, muros de contención pintados a pura brocha y esponja, cabinas telefónicas que anuncian las últimas ofertas, y los ocasionales altavoces vendiendo mariscos, fruta fresca o religión, el turista podrá apreciar nuestras bellezas típicas. Dicho recorrido tendrá como puntos culmines la visita al Palacio Nacional para ver las cabinas telefónicas y ventas callejeras que lo auscultan, el Monumento a la Revolución para ver la excelente combinación cromática entre los anuncios del Museo de Arte y el puesto de taxis, y finalmente llevarlos a uno de los numerosos centros comerciales para que salgan del aturdimiento y compren algo. Se aceptaran tarjetas de crédito.

El lema de la nueva ruta cultural-turística será: “Descubra El Salvador, detrás de cada marca hay un país de verdad”.