15 nov. 2005

Introducción a la historia del arte gay

Jorge Palomo

Abrir el arte a discursos reprimidos es importante para incluir las historias de las minorías, recontextualizando las obras en base a las biografías de los artistas. Esto brinda nuevas lecturas de viejas obras y una nueva manera de entender la identidad (basada en la orientación sexual). Al estudiar las diferentes maneras en que la sexualidad se ha entendido a través del tiempo y en diferentes culturas, llegamos a vislumbrar diferentes maneras de auto-identificación.

Grecia y Roma Antigua
Durante la época griega no existía la categoría de homosexual, ya que la palabra se inventó hasta mediados de 1800. Por ende, la categoría de heterosexual tampoco existía. Las relaciones entre hombres debe entenderse dentro de su contexto social. Para ellos el poder dentro de la relación era lo importante. El ciudadano no podía ser penetrado. La persona sin poder (esclavo, mujer o joven) podía serlo, siempre y cuando el joven no fuera a convertirse en futuro ciudadano. Las relaciones entre adolescentes y adultos enseñaban a los adolescentes a formarse y educarse. El legado del pasado ha ayudado a las minorías sexuales a descubrir su historia aun cuando no nacen dentro de su propia subcultura.



Pintor de Byrgos, Copa de Figura Roja, c. 500-475 A de C.



Copa de Warren, Período Augustino, Siglo I AD, Plata, Museo Británico, Londres.


Ganímedes
Los dioses de la mitología se comportaban como los mortales, cometían errores morales y amorosos, reflejando la vida cotidiana. Ejemplos de relaciones entre personajes del mismo sexo (dioses con mortales, o entre mortales) son: los Sátiros, Pan y Olimpo, Apolo y Jacinto, Eros, Baco, Ajax y Petrócolo, y Ganímedes. Ganímedes, un bello príncipe troyano, fue raptado (violado) por Zeus convertido en águila, y lo llevó al Olimpo para que sirviera como el portador de su copa de vino. Es el único mortal que vivió en el Olimpo, y está representado en las constelaciones como el signo de Acuario.


Miguel Ángel, Rapto de Ganímedes, 1532, dibujo para Tomasso Cavalieri, Castillo de Windsor.


El Renacimiento
Los temas del arte renacentista son paganos o religiosos, debido al redescubrimiento del arte de la Grecia Antigua, y al financiamiento de la Iglesia Católica. Florencia produce un gran número de artistas que hicieron obras con contenido gay, a menudo encontrada al borde de los cuadros.


Sandro Botticelli, Madonna del Magnificat, 1481, Galería del Uffizi.

San Sebastián
San Sebastián es el santo de los arqueros, fabricadores de alfileres, soldados y enfermedades. Vivió en el tercer Siglo AD. Fue un centurión amado por el emperador Diocleciano, quien se volvió en su contra al convertirse en cristiano. Le dispararon con flechas y sobrevivió, luego fue ahogado en el Tíber. Se le considera un icono gay pre-Stonewall, ya que muestra penetración por flechas (símbolos fálicos), y dolor y placer al mismo tiempo.


Ernesto “San” Avilés, San Sebastián, c. 1975, Temple al huevo.



Luis Lazo, San Sebastián, sin fecha.


Abstracciones y códigos
El uso de códigos secretos ha sido ocupado por artistas para comunicarse con un público selecto. Muchos de estos se han dado a conocer al público en base a investigaciones recientes. Estos artistas relatan sus experiencias personales como forasteros (diferentes por ende de ser gay) como influyentes sobre sus decisiones por hacer arte. La abstracción funciona como un lenguaje que les otorga la expresión de esa diferencia, un código, que puede ser entendido sin ser representativo.



Marsden Hartley, Retrato de un Oficial Alemán, 1914, Óleo sobre canvas, Museo Metropolitano de Nueva York.



Robert Indiana, Elegías a Hartley: de la Serie de Berlín #1, serigrafía.


Arte Pop
Dos de los más importantes artistas que influyeron a los artistas del Arte Pop son Robert Rauschemberg y Jasper Johns, quienes fueron pareja. Aunque la mayor parte de la obra de Andy Warhol enfatiza los temas de celebridad y muerte, a menudo incluía temas gay. El artista David Hockney salió del closet antes de que lo fuera popular.



Jasper Johns, Blanco con Moldes de Yeso, 1955, encáustico & collage s/ canvas con objetos. Colección de Leo Castelli.



Robert Rauschemberg, Cañón, 1959, técnica mixta, Nueva York.

Drag y Musculocas
El drag incluye varias subculturas dentro de la comunidad gay, operando por medio de disfraces y rituales codificados. El interés y cuestionamiento de estos grupos sobre los roles de género (masculinidad y feminidad) los agrupa bajo la misma categoría. El “clon” de los 70 es aquel hombre que incorpora el orgullo de ser gay confrontando los estereotipos de feminidad con el uniforme de blue jeans, botas, chumpa de cuero y bigote. En los 80 y 90, se convierte de rigor por el impacto del SIDA: para aparentar estar saludable (no infectado), o precisamente por estar infectados y debido a esteroides para combatir el desgaste muscular.



John Kirby, Dos hombres huyendo, 1987.



Tom of Finland, sin título, 1962.


El SIDA

Durante los 80, miles de personas salieron del closet debido al SIDA. Los infectados se enfrentaron a la difícil tarea decirle a sus familias que eran VIH+ y que eran gay. El estigma llevó a muchos a tomar acción, formando ACTUP y Queer Nation. La muerte de Rock Hudson cambió la reacción del mundo y le puso una cara humana al virus.


Ross Bleckner, Trofeo, 1989, óleo sobre canvas. Colección del artista.





David Wajnorawicz, Luna Mala Subiendo, 1989, Técnica Mixta.


(Nota del Editor: Este texto es una versión editada de la conferencia que dictara recientemente el Sr. Palomo en el Museo de Arte de El Salvador.)