15 ago. 2005

4. Lo que el viento se llevó: SADO

Narración SADO placentera
Paola Lorenzana

¿La sexualidad es mala? ¿Le repugna el sexo opuesto?

Preguntas que ante un espectáculo especial transgreden al ser humano.

El 17 de junio, Guillermo Araujo le entregó a la Compañía “Sólo por Hoy” Danza Contemporánea, a Julio Ramírez y a la Luna, una propuesta: SADO, acrílicos en tela, acompañados de escritos sobre arte erótico, sadismo y masoquismo.

Elaboramos un concepto: luz y música provocando personajes estimulados por objetos diversos; un recorrido que enmarcaba la exposición: alguien vendado y amarrado entre las mesas; los espectadores contemplaban su impotencia. Comer, hablar, caminar, entre luces parpadeantes. Al final, todos se encuentran; los personajes se emocionan ante la sorpresa de los espectadores.

Cierre: la actriz Jennifer Valiente desarrolló un personaje que libera de su papel de mujer mutilando una muñeca.

¿Por qué SADO?

Luego de compartir y experimentar en primera fila el intercambio de talentos, pregunto: ¿Por qué no?