22 sep. 2009

Esperanto: Julia Díaz










ARTES VISUALES
Julia Díaz

SAL, 1917-1999

Julia Díaz nos pinta iluminados como en sueños, como somos cuando niños, como somos cuando nadie nos ve. De la niñez que pintó quizás añoraba un tiempo sin imposturas, donde los deseos se mezclan con el juego de manera pura e inocente. De las mujeres que retrató, pudorosamente cubiertas en ropa interior, quizás añoraba la ternura que no encontró en el mundo de poder -cruelmente implacable- en que se deslizaba. Sus retratos femeninos hablan elocuentemente de la sexualidad velada, que aun en plena década de la love generation, imperaba en la región.

Nacida en Cojutepeque y becada en la Europa de la post guerra, a su regreso en 1958 funda la Galería Forma, uno de los proyectos culturales más importantes del país al que dedicó –tristemente- sus mejores esfuerzos. Y tristemente, porque pudo haber sido una gran pintora si no hubiera sucumbido a la seducción del poder. Triste sociedad esta que condena la genialidad a una jaula burocrática que alimenta con fervor el monstruo de la mediocridad. Murió en San Salvador, en 1999. Su legado forma parte de dicha galería que hoy se alberga en la antigua casa del Patronato Pro-Patrimonio Cultural y que en el hervor de la tarde abre sus puertas a pequeños bazares de artesanías. CM