16 mar. 2010

Terraemotus: Antonio Bonilla


ARTES VISUALES

Antonio Bonilla

SAL, 1954

En las fauces oscuras de una pesadilla colectiva brilla la espada del pintor Bonilla, implacable y certero. Su espada es su pintura: refleja, se agita, señala, apunta, se inserta, hiere, y descabeza nuestros monstruos.

Pintor autodidacta, admirador de El Bosco y Goya, dice de su obra: "yo continúo considerando mi trabajo como una metáfora de la realidad, la cual evoluciona sobre caminos de sátira, humor negro y la crítica social en una atmósfera de sueños, pesadillas y magia."

La autenticidad y fuerza de su obra fue reconocida tempranamente cuando en 1988 le fue concedido el Primer lugar, en la Bienal de Pintura Iberoamericana DOMECQ de México, D. F. Su obra pertenece a las colecciones del Museo de Arte Moderno de México, el Museo de El Barrio de New York, el Museo Marte de El Salvador entre otros.